Artículos Completos

Programa apoyado por CDC educa a los hispanos sobre cáncer de mama y colorrectal

julio 22, 2013 por  

Prevención y detección temprana como claves para mejorar los índices de sobrevivencia

WASHINGTON – De entre todas las formas de cáncer, el cáncer de mama (o cáncer mamario, o cáncer de seno), es la principal causa de mortalidad de mujeres latinas en EE.UU., siendo el cáncer colorrectal es segundo más común entre hombres y mujeres. No obstante, la tasa de sobrevivencia aumenta drásticamente con la detección temprana o precoz, que es la razón por la cual Acceso Hispano (HAF, por las siglas en inglés de Hispanic Access Foundation) ha lanzado una campaña en cuatro zonas para educar a los hispanos sobre la prevención de los cánceres de mama y colorrectal y la detección de estas enfermedades antes de que estén muy avanzadas.

“Desafortunadamente, las condiciones deficientes de salud son una realidad común en la comunidad hispana”, afirmó Maite Arce, presidenta de HAF. “Ya sea que esto se debe a la falta de un médico de cabecera o de acceso a cuidados de la salud en general, por medio de la educación nosotros podemos impulsar a los latinos para que se conviertan en defensores de su salud”.

Con el título de “Juntos Podemos Contra el Cáncer” y con la financiación del los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por las siglas en inglés de Centers for Disease Control and Prevention), el programa incluirá docenas de talleres educativos gratuitos, una campaña de mensajes de interés público y una línea telefónica de ayuda gratuita para conectar a los hispanos con los recursos que ellos precisan. La campaña se concentra en latinos de Nueva York, el Valle del Río Grande, Houston y Miami.

El propósito principal es poner énfasis en que las mujeres mayores de 40 años de edad deben realizarse regularmente exámenes de detección de cáncer de mama, y tanto hombres como mujeres de más de 50 años deben pasar por exámenes de detección de cáncer colorrectal. No todos estos exámenes tienen costos prohibitivos y en algunos casos incluso quienes no tienen seguro médico pueden ser examinados, pero la detección temprana conduce a mejores tasas de sobrevivencia en casi todos los casos.

“Con una población hispana que según las proyecciones se duplicará para el 2050, la necesidad inmediata de abordar los conocimientos y comportamientos de esta comunidad es de importancia primordial”, explicó la máster en salud pública Anita McFarlane, directora de subvenciones y políticas públicas de la afiliada del área metropolitana de la ciudad de Nueva York de la entidad Susan G. Komen. “Este proyecto nos ayudará a mejorar la comprensión sobre los cuidados preventivos de salud en la comunidad hispana y la pondrá en condiciones de obtener mejores resultados en lo que se refiere a salud”.

HAF se enorgullece de su capacidad de actuar como nexo que ayuda a eliminar barreras y vincular a los hispanos con los recursos existentes. Durante todo este proyecto, HAF estará colaborando con varios aliados locales que ofrecen información y servicios, lo que ayuda a evitar la duplicación de esfuerzos y a fortalecer el alcance en general.

Participantes clave de esta iniciativa son la afiliada del área metropolitana de la ciudad de Nueva York de la entidad Susan G. Komen for the Cure, el New York Hospital de Queens, University of Texas School of Public Health, Miami-Dade Area Health Education Center (Centro de Educación para la Salud del Área de Miami-Dade), educadores de salud laicos y otras organizaciones sin fines de lucro. Para una lista de fechas y lugares de los talleres o para obtener más información sobre la detección temprana y sobre esta campaña, visite www.hispanicaccess.org.

 

 

El Regalo Más Valioso, Naturalmente

octubre 17, 2012 por  

Por Javier Sierra

El legado más valioso que vamos a dejar a nuestros hijos y nuestros nietos no tiene etiqueta de precio. Su valor es tan incalculable que nos faltarían ceros para determinarlo.

Es un legado que ofrecemos toda una generación, del más rico al más pobre. Se llama Naturaleza (con mayúscula), el sinónimo de vida, salud y felicidad. Y todos —viejos y jóvenes— debemos estar conscientes de su vital importancia.

Y eso es precisamente lo que hicieron este verano 60 jóvenes hispanos durante un fin de semana en el Browns Canyon, en Colorado: explorar y disfrutar de uno de los parajes más bellos de Oeste Americano.

Organizada y financiada por Hispanic Access Foundation y Environmental Learning for Kids, la excursión incluyó una acampada y el vertiginoso descenso en balsa por las aguas bravas del río Arkansas.

“Fue tan emocionante”, dice Jennie Hurrieta, una estudiante de secundaria en Denver de 17 años que participó junto a varias amigas en el descenso de Categoría 3, una especie de montaña rusa acuática. “Al principio estaba muy asustada, pero estoy feliz de haberlo hecho. Ahora me encantan los descensos en balsa”.

“El descenso en balsa fue muy emocionante”, dice Itzel Sáenz, una estudiante de 18 años de Red Rocks Community College, en Denver. “Nunca lo había hecho. Y también me gustó mucho aprender a montar una tienda de campaña”.

Los participantes y sus familias disfrutaron de esta experiencia rodeados de una asombrosa diversidad de flora y fauna en un marco natural incomparable. Estar en contacto con tanta belleza y pasar la noche con sólo las estrellas como techo calman el espíritu y limpian el alma.

En realidad, a los estudiantes que disfrutan del contacto con la naturaleza, les va mucho mejor en la escuela. Un estudio realizado por el estado de California entre estudiantes mayoritariamente hispanos reveló que los programas de educación medioambiental al aire libre aumentan en un 27% las calificaciones en ciencias y matemáticas.

De hecho estudio tras estudio nos confirma que la experiencia natural está particularmente cerca del corazón de la comunidad hispana.

Según una encuesta del Colorado College realizada en el oeste del país, el 75% de los hispanos favorece la creación de más parques nacionales y monumentos naturales. Además, el 78% concordó en que podemos tener una economía robusta al tiempo que proteger el medio ambiente.

Por otro lado, un sondeo nacional del Sierra Club y NCLR reveló que el 92% de nosotros estamos de acuerdo en que es una responsabilidad moral cuidar de la Creación divina en la tierra.

“Damos las montañas por descontado porque siempre están ahí”, comenta Jennie. “Pero nunca nos damos cuenta de lo bellas que son, y para ello hay que ir a ellas, y experimentarlas personalmente”.

Pero tanta belleza podría no siempre estar allí. El Browns Canyon está amenazado en varios frentes. La construcción de caminos y otras obras han aumentado la erosión y destruido áreas vitales de este ecosistema. Además, estas presiones han puesto en peligro a decenas de especies, como los halcones peregrinos, las águilas calvas, los pumas y muchas más.

Esta degradación es como tirar piedras contra nuestro propio techo ya que resulta en sequía para todos por la falta de producción de agua en las cuencas acuíferas.

“Aprendimos mucho sobre el agua y su escasez”, dice Itzel. “La prioridad ahora es ahorrar agua. También tenemos que tener cuidado con los incendios y nunca prender fogatas cerca de los árboles”.

El Browns Canyon y tantas otras maravillas podrían desaparecer a no ser que todos contribuyamos a su preservación. Los participantes aprendieron que el Presidente Obama tiene en sus manos garantizar que este legado lo disfruten futuras generaciones declarándolo Monumento Nacional.

Y este mes, varios de estos jóvenes, incluyendo Jennie e Itzel, viajaron a Washington, DC, y visitaron la Casa Blanca para promocionar la protección del Browns Canyon y el resto de los tesoros naturales que a todos nos pertenecen. Felizmente, la visita coincidió con la designación de otro lugar hermoso de Colorado, el Chimney Canyon, como monumento nacional.

La recompensa realmente no tiene precio.

Javier Sierra es comentarista sobre temas nacionales hispanos.

Anunciamos Campaña Para Combatir Cáncer del Seno en Yakima

octubre 21, 2011 por  


EL SOL DE YAKIMA

By Admin

Como parte de un esfuerzo nacional, una organización sin fines de lucro anunció el inicio de una campaña contra el cáncer del seno en el Condado de Yakima.
Jairo Valencia, director comunitario de Hispanic Access Foundation, estuvo en Yakima hace una semanas para coordinar una serie de talleres y promociones enfocadas especialmente a la comunidad latina del Valle. Los talleres, creados especialmente para la comunidad latina de Yakima, serán impartidos en español con la ayuda de expertos locales, dijo Valencia.
Pese a que las estadísticas muestran que las mujeres latinas son las que menos sufren de cáncer del seno, “son las más afectadas en términos de mortalidad”, dijo Valencia.
Los motivos son varios, dijo Valencia. Agregó que se debe a que las latinas van tarde al médico, tienen menos preparación educativa sobre ese mal y “todo dejamos a última hora”.
Hispanic Access ya ha realizado esfuerzos similares en otras partes del país, incluyendo Denver, Colorado, dijo Valencia. En Yakima, la agencia busca trabajar a nivel rural, ya que el Valle es reconocido como una de las zonas rurales con hispanos más emblemáticas del país.
La serie de talleres y promociones buscará combatir el cáncer entre los latinos, ya que la población latina de Yakima sufre de falta de acceso servicios médicos, dijo Valencia. Los talleres, aparte de mostrar métodos preventivos, buscarán enlazar a los latinos con servicios médicos, agregó Valencia.
Tales talleres serán impartidos en centros comunitarios, iglesias etc.,dijo Valencia. Agregó que el itinerario de los talleres y más información estará disponible esta semana en emisoras como Radio KDNA y en el calendario de El Sol de Yakima.

Hispanos se someten a menos exámenes de cáncer de colon: Hacerse los exámenes puede salvar su vida

septiembre 20, 2011 por  

por: Charlotte Libov | fuente: AARP VIVA

Cuando Juan Florez cumplió los 60, su médico le recomendó una colonoscopia.

“No estaba familiarizado con el término, así que le pedí al médico que me la describiera”, recuerda Florez. “Cuando lo hizo, dije: ‘Ah, no, yo no voy a hacerme eso’”. Un año después, cuando volvió para algunos controles de rutina, su médico insistió, y pese a que Juan no presentaba ningún síntoma, los resultados dieron positivo para cáncer.

“Ojalá me hubiera hecho los exámenes el año anterior”, señala Florez, un gerente de oficina de correos jubilado que vive en Holbrook, Arizona. “Era una cuestión de ‘machismo’”.

Juan Nogueras, M.D., director médico de la clínica Cleveland Clinic Florida, encuentra esta renuencia entre los hispanos frecuente y perturbadora.

“Los hispanos no son tan diligentes como los no hispanos a la hora de hacerse los exámenes preventivos, y, como las etapas tempranas del cáncer de colon son asintomáticas, tendemos a presentar los síntomas en una etapa avanzada, cuando el pronóstico es menos favorable”, explica Nogueras, un cirujano colorrectal certificado.

En lo que respecta al cáncer colorrectal (de colon y recto), las estadísticas para los hispanos son alarmantes: es el segundo tipo de cáncer más comúnmente diagnosticado, segunda causa de muerte entre los hombres y tercera entre las mujeres. Unos 5.500 latinos y 4.900 latinas son diagnosticados con la enfermedad cada año y, según la American Cancer Society (Sociedad Estadounidense del Cáncer), alrededor de 1.600 de esos hombres y 1.500 de esas mujeres mueren.

El cáncer de colon se produce cuando pólipos, o tumores, presentes en el colon, se tornan cancerígenos. Durante una colonoscopia, un médico puede detectar y remover pólipos, evitando así que se desarrolle el cáncer.

Pero, a menudo, la gente es reacia a hacerse una colonoscopia por temor al dolor (no es dolorosa, se lleva a cabo bajo los efectos de sedantes), ni quieren prepararse para la misma, lo que implica una limpieza a fondo del colon.

En el caso de los hispanos, se observa incluso una mayor resistencia. Entre los hispanos de 50 años y más, sólo el 31,9 % aceptan hacérsela, en comparación con el 49,5 % de los blancos no hispanos, según el National Center for Health Statistics (Centro Nacional de Estadísticas de Salud). Los porcentajes varían entre los diferentes subgrupos (ver gráfico).

Una razón para esta discrepancia es la fuerte resistencia a los exámenes rectales, apunta Jose Mendoza-Silveiras, M.D., consultor médico y miembro del comité de asesoramiento médico científico (Medical Scientific Advisory Committee) de la Colon Cancer Alliance (Alianza contra el Cáncer de Colon): “Las mujeres, al igual que los hombres, no quieren que el médico las toque allí. Lo sienten como indecoroso”.

Los especialistas también atribuyen el bajo índice de exámenes preventivos a una renuencia general entre los hispanos — especialmente mujeres — a examinar sus cuerpos, al temor extremo al cáncer y a la falta de recursos para afrontar económicamente cualquier problema médico grave que pudiera surgir.

Según los especialistas, la mejor prevención es la educación. Entre otra cosas, los mensajes clave apuntan a despertar conciencia respecto de los síntomas, hacerles saber a los hispanos que el cáncer de colon es muy tratable, e informarles que las colonoscopias se hacen bajo sedación, sin incomodidades.

Al menos dos organizaciones en el país han convertido la divulgación de información sobre el cáncer de colon en parte clave de su trabajo. Uno de los esfuerzos es la campaña nacional “Juntos Podemos Contra el Cáncer”, que durante cinco años ha llevado a cabo la Hispanic Access Foundation. Esta fundación tiene programas piloto en Denver, Colorado y Yakima, Washington, y prevé lanzar, en el 2012, programas multifacéticos que incluyen una importante campaña publicitaria, talleres comunitarios y la afiliación a iglesias de habla hispana y a profesionales de la salud locales.

La fundación Susan Cohan Colon Cancer Foundation, con sede en Baltimore, conocida informalmente como “Susie’s Cause” (la causa de Susie), también tiene un programa de difusión dirigido a los hispanos. El programa promueve la realización de exámenes preventivos con material bilingüe en su “National Health Fair Tour for Underserved Communities” (Feria nacional de salud ambulante para comunidades marginadas) y su programa “Save Our Parents” (Salvemos a nuestros padres), lo que ellos denominan una “miniescuela práctica interactiva de medicina” que enseña a personas de todas las edades lo básico sobre estudios preventivos para la detección temprana del cáncer de colon, de modo que puedan correr la voz entre sus padres.

Y también tenemos a Juan Florez, con su propia iniciativa: hacer correr la voz. Después de ser diagnosticado, se sometió a una cirugía y a quimioterapia, algo que él cree que hubiese podido evitar si se hubiera hecho la colonoscopia cuando su médico se la indicó por primera vez. Hoy, con 65 años y saludable, Florez se considera afortunado.

“Tenía un amigo que no iba nunca al médico, y le diagnosticaron un cáncer de colon avanzado, que lo mató”, cuenta Florez, quien ahora les dice constantemente a sus amigos: “Ve y hazte el examen, y entonces no tendrás que volver a hacértelo por cinco o diez años. Te lo habrás sacado de encima”.

Para mas informacion sobre las seis formas de reducir el riesgo de cancer de colon haga clic aqui.

Cuidemos Nuestra Salud Mental

julio 28, 2011 por  

La Organización Mundial de la Salud define salud como el estado de completo bienestar físico, mental y social. Esta definición implica que salud no es solo la ausencia de enfermedad es la presencia de bienestar a nivel general. Pero qué significa tener una buena salud mental?

Un individuo tiene buena salud mental cuando es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Los hispanos en los Estados Unidos están considerados como un grupo de alto riesgo para la depresión, la ansiedad y el abuso de sustancias. En 2007, un estudio realizado por el UCLA Center for Health Policy Research, encontró que los inmigrantes latinos de California son más propensos a tener problemas psicológicos (9.3%) que los blancos no latinos (8.2%).

No obstante los resultados de este estudio indicaron que sólo el 15.1% de los inmigrantes latinos requiere tratamiento por angustia

mental/emocional o por uso de alcohol/drogas. En otras palabras, los latinos seguimos siendo más propensos a subutilizar los servic

ios de salud de mental que los pacientes blancos no hispanos.

Una de las barreras que impide que los latinos utilicen estos servicios es la falta de seguro médico. Muchas personas desconocen la existencia de proveedores de servicios que ofrecen tarifas bajas o servicios gratuitos en su comunidad.

Hispanic Access Foundation ha creado un directorio de proveedores de servicios a nivel nacional para ayudar a los hispanos a encontrar servicios de salud cerca de sus comunidades. A través de este directorio los hispanos pueden encontrar diferentes recursos que les permita dar el primer paso para mejorar su salud mental, física, y social.

Es necesario que cuidemos nuestra salud mental pues de ella depende que podamos alcanzar el sueño americano que vinimos a buscar. Visita regularmente un médico, cuida tu nutrición, crea amigos y un círculo de personas que puedan compartir contigo. Esto es parte de tener una buena salud.

Si deseas encontrar proveedores de servicios cerca de tu comunidad llama a la línea de ayuda de la Hispanic Access Foundation al 1-800-206-9096.

Página 1 de 3123